DIARIO DE UN PENCO

CRÓNICA DE CAMPEONATO DE EUROPA DE TRIATLON LARGA DISTANCIA – CALELLA 2013 -

Hoy si que tengo que decir que es uno de esos días para olvidar, tenía muchas ganas de hacerlo bien e ilusión en este campeonato de Europa de media distancia.

Era uno de mis objetivos en esta temporada y había entrenado mucho y duro para ello, y esta semana había descansado mucho para llegar con las pilas cargadas.

Nos levantamos a las 4.30 de la mañana ya que la salida era a las 7.09, y había que ir a boxes y preparar todo el material, vamos para allá y ya empieza el ajetreo en boxes, los nervios de la gente, etc., cosa que a mí me encanta y motiva!

Como siempre antes de salir nos deseamos suerte, nos damos un abrazo y allá vamos, nuestra salida, 400 triatletas, en un recorrido de solo una vuelta de 1900 metros de ida, con el mar revuelto.

Salgo rápido para no llevar golpes y hago una natación sin golpes, pero un poco incomoda ya que el agua está bastante fría.

Al llegar a la orilla e ir al box a cambiarme para coger la bici, tengo las manos y pies congelados y tengo mucho frio, son las 7,40 de la mañana, pero al coger la bici el frio pasara, y más aún porque parece que quiere salir el sol…..Empiezo a rodar fuerte y con desarrollo, es un circuito bueno para mí, con tres puertos,(dos no muy duros y la subida al Montseni bastante durilla)pero me va bien, voy pasando gente y nadie me pasa y eso me motiva mucho, pienso que es el día de arriesgar en bici y dar el 100% voy muy cómodo tengo mucha fuerza y buenas sensaciones…..Pero al llegar al km 40 casi coronando el puerto más duro (Montseni)acabando de adelantar aun americano y con un francés a tiro ,oigo el ruidito que a ninguno nos gusta, ese psssssssssss ,pienso! no puede ser a mí, por favor hoy no, que sea al americano o al francés……..pues no! Pinchazo y reventón en el tubular trasero de la lenticular, ¡se ha acabado la carrera!

Siento impotencia y rabia y tristeza porque estaba disfrutando mucho e iba muy rápido, pero lo peor aun no había llegado…

Para un juez, me pregunta y le digo que abandono (estoy en mitad del recorrido ,en el km 40 de 90)y le pregunto si alguien puede venir a buscarme,dice que sí, pero pasan 20 min y nadie viene empiezo a tener mucho frio ,para un medico en moto y me deja su forro polar, pero nadie se interesa en venir a recogerme….hasta que le pido a un motorista que me lleve a algún sitio para que me recojan, me acerca a un cruce en el que hay un mosso d´escuadra, me ve tiritando y muy amable me dice que me meta en el coche y me pone la calefacción, paso allí casi 4 horas ,hasta que pasa el ultimo corredor, y el policía abre el trafico ,nadie ha venido a buscarme, y como a mi mas corredores que han tenido problemas, se va el policía y quedamos allí yo y un francés que había roto una rueda, el policía me deja una manta térmica porque se teme lo peor, pasan 45 minutos mas y al fin nos coge un todoterreno y las bicis nos las llevan en otro coche.

Llego a la meta de la carrera congelado a las 2 y pico de la tarde y había pinchado a las 9 de la mañana, nos deja el coche y se va, voy recoger mis cosas triste y cabreado a la vez y me voy para el hotel con las lágrimas en los ojos…

Ahora mismo tengo diferentes sentimientos a la vez, rabia, enfado, tristeza y alegría…..

Rabia y enfado porque nunca me había tocado quedarme tirado así en una carrera y ahora me doy cuenta el poco intereses de la organización hacia los deportistas que abandonan o tienen problemas (perdón me paso algo parecido el año pasado en Soria en la copa de España de larga distancia) pero en vez de con frio con calor, es decir no es que pase a veces, a mi ya es la segunda vez que me dejan tirado y nadie se interesa.

Tristeza porque tenía muy buenas sensaciones y estaba haciendo un parcial en bici buenísimo pude haber hecho una muy buena carrera. y tenía mucha ilusión en esta carrera.

Y alegre y contento, porque mis compañeros: Chechu, Pedro, Marcos, Richi y Lola han acabado y han hecho todos un carrerón y he podido disfrutar de otro fin de semana haciendo lo que me gusta con los mejores compañer@s del mundo, y eso hace que lo otro se me olvide!

Estas cosas forman parte del juego y hoy…¡me ha tocado a mí!

Solo me queda una cosa que decir, iaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa